3 tipos de inversionistas, ¿cuál eres tú?


4 tipos de inversionistas, ¿cuál eres tú?

Después del ahorro, idealmente viene la inversión. Si buscas diversificar tu ingreso y crecer tu patrimonio, los fondos de inversión son una herramienta muy útil que debes considerar. El producto ideal para ti depende principalmente del riesgo que estés dispuesto a tomar y en esto influye, a su vez, factores de estilo de vida como: edad, ingresos, obligaciones financieras, capacidad de ahorro, conocimientos financieros, objetivos de inversión, entre otros.

Aquí te presentamos los distintos perfiles de inversionistas, sus características y los productos financieros que se adaptan mejor a sus necesidades. Empezaremos por el menor nivel de riesgo en la inversión.

Inversionista conservador

Es natural que al principio los inversionistas busquen opciones menos arriesgadas, ya que se están aventurando en un territorio poco conocido. El conservador es comúnmente principiante, aunque habrá los que tienen muchos años de experiencia en el mercado y siempre prefieran apostar a lo seguro.

Este perfil busca preservar el capital, aunque esto signifique recibir un menor rendimiento; es menos tolerante al riesgo y valora la seguridad. Si te identificas con este perfil puedes considerar poner tu ahorro en un instrumento de deuda.

Los CETES, bonos de desarrollo, bonos denominados en UDIs, pagarés y certificados bursátiles son solo algunos tipos que entran en esta categoría; en general, son menos volátiles y tienen un menor rango de variabilidad que otro tipo de inversión. Antes de elegir el más adecuado para ti, no olvides revisar el historial de la Entidad Emisora, pues su estabilidad respalda el nivel de riesgo del instrumento.

Inversionista moderado

Dentro del espectro de los inversionistas, el moderado está a la mitad, ya que valora tanto la rentabilidad que el riesgo representa como la seguridad de su capital.

Para lograr este balance, normalmente se adquiere un portafolio o cartera de inversión, esto implica que la persona interesada invierta no solo su dinero, también su tiempo para estudiar los diferentes instrumentos o productos entre los que diversificará su dinero, pues al combinarlos busca que haya un promedio moderado de riesgo.

Existen dos opciones para armar el esquema diversificado: la primera es hacerlo tú mismo a través de tus conocimientos de finanzas e investigación de las diversas Entidades Financieras; la segunda es adquirir un fondo de inversión que tiene opciones de portafolios establecidos, al elegirlo debes tomar en cuenta tu tolerancia al riesgo para determinar el más adecuado a tu economía.

Inversionista agresivo

Es el que prioriza el rendimiento sobre el riesgo, su objetivo es obtener los mayores beneficios posibles, aunque esto implique la posibilidad de perder capital. En este perfil principalmente encontramos a personas que tienen una solidez económica con ingresos moderados a altos.

Lo más importante al tomar una decisión como inversionista agresivo es que te asegures que no pones en jaque el dinero que necesitas para cubrir tus necesidades básicas y las de tus dependientes económicos.

Al igual que los inversionistas moderados, estas personas pueden adquirir fondos de inversión, pero como te mencionamos antes, la elección para ser un inversionista agresivo depende de tu tolerancia al riesgo y en este caso, debe de ser muy alta porque la cartera incluye productos bursátiles como fondos de capitalización, títulos accionarios, derivados o notas estructuradas, así como deudas a corto y largo plazo.

Y tú, ¿qué tipo de inversionista eres? Síguenos en nuestro perfil de LinkedIn y coméntanos con cuál te identificaste más.